Header Ads

Santiago Fontenla | Vox: Alejo Vidal-Quadras crea un problema y desaparece Pedro J. Ramírez

Ya anunciamos en un artículo anterior que sería interesante observar el choque de gigantes que podría producirse entre Vidal-Quadras y Santi Abascal dentro de Vox. Dos figuras de 'primera magnitud' con seguidores y enemigos.

Pues bien, ha sido aterrizar y Alejo Vidal-Quadras ya ha creado un primer problema en el partido de Abascal: pedir una coalición con UPyD, un partido socialista que insultó a Santi Abascal y no dudó en calificarlo de 'ultra derechista', que está manifiestamente a favor del aborto y que en algunas cuestiones recorta el mensaje de Vox dejando al partido liberal-conservador sin opciones.

[pullquote]Pero Vox parece, a pesar de una imagen corporativa y logotipo modernos, un partido de la derecha clásica, y desde nuestro punto de vista no está logrando conquistar la imagen de transversalidad que tiene, por ejemplo, Movimiento Ciudadano.[/pullquote]

Las declaraciones son sorprendentes ya que las realiza una persona que apenas hacía 24 horas que aterrizaba en Vox. Sabemos de primera mano que las declaraciones de Vidal-Quadras han escocido dentro del partido.

Por otro lado habrá que ver cómo afecta la salida de Pedro J. de la dirección de 'El Mundo', diario que apoyaba a Vox desde sus páginas. Suponemos que las maniobras del PP han desmontado al periodista logroñes y que a partir de ahora la presencia de Vox en este periódico será muy limitada, por no decir prácticamente ninguna. De ser así, los medios que apoyarán Vox son pequeños y sin la influencia necesaria para impulsar por si solos un proyecto político de este calibre: Libertad Digital e Intereconomía

Intereconomía maneja unos datos de audiencia increíblemente pobres (1% de Share), y concretamente el Gato al Agua, programa en el que participa algunas veces Santi Abascal no supera los 150.000 espectadores.

[pullquote]El mensaje se está centrando demasiado en el PP y las víctimas del terrorismo, quedando solapado el contenido ideológico del nuevo partido en cuestiones tan importantes y atrayentes como la superación del estado autonómico o la financiación de partidos y sindicatos.[/pullquote]

Libertad Digital por su parte aporta desde su web unos 100.000 lectores, y desde la radio y la TV poco más.

Seguimos pensando que las redes sociales podrían dar a Vox el protagonismo que precisa, pero las cifras también son tozudas. Mientras Albert Rivera suma más de 87.000 seguidores en Twitter, Abascal no llega a los 23.000 y la cuenta oficial de Vox llega, a trancas y barrancas, a tan solo 19.800 seguidores en dos semanas.

¿Qué está pasando? Creemos que Vox ha llegado, tras su explosiva aparición, a numerosas personas descontentas que ya se situaban fuera del PP y esperaban la aparición por la derecha de este u otro partido crítico con los populares. Pero Vox parece que no llega más allá a pesar de una imagen corporativa y logotipo modernos, y ofrece la sensación de ser un partido de la derecha clásica. Desde nuestro punto de vista no está logrando conquistar la imagen de transversalidad que tiene, por ejemplo, Movimiento Ciudadano y se le está haciendo inmensamente difícil, por no decir imposible, llegar a más ciudadanos descontentos.

Además, el mensaje se está centrando demasiado en las críticas al PP y el apoyo a las víctimas del terrorismo, quedando solapado el contenido ideológico del nuevo partido en cuestiones tan importantes y atrayentes como la superación del estado autonómico o la financiación de partidos y sindicatos. Al final, el ciudadano se queda con la imagen de un partido creado por ex dirigentes cabreados del PP para ser una copia del PP.

Por último,  la opinión pública cree que Vox es un partido de 'gente mayor' dirigido a 'gente mayor' al mantenerse los más jóvenes -excepto Abascal y Segí en Valencia- en un segundo plano mediático que no beneficia en nada a la imagen del partido.

 

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.