publi

El Ministerio del Interior informó ayer de que entre los seis detenidos en Melilla está Benaissa Laghmouchi Baghdadi, un melillense a quien definen como el primer español retornado de la yihad.

04-02_300_300Según la investigación, Laghmouchi Baghdadi regresó a nuestro país tras ser formado en un campo de entrenamiento del grupo terrorista Mujao (Movimiento por la Unicidad y la Yihad en África Occidental) en el desierto del norte de Mali.

Interior habla de él como el primer yihadista español retornado de dicha zona en conflicto y asegura que su misión era la de captar nuevos combatientes.

No hay que olvidar que en marzo pasado fue detenido, también en La Cañada, Mustafa Maya Amaya, a quien el Ministerio otorgó el cargo de “cabecilla” de la mayor red de captación de yihadistas de España.

Desde Interior destacan la amenaza que representan para España los ‘combatientes retornados’, porque vuelven más radicalizados. De hecho, la red desarticulada ayer en Melilla ya se estaba interesando por la compra de armas y de manuales de explosivos.

Cae en la ‘operación Javer’ el primer yihadista español retornado de Mali

El Ministerio del Interior informó ayer de que entre los seis detenidos en Melilla está Benaissa Laghmouchi Baghdadi, un melillense a quien definen como el primer español retornado de la yihad.

04-02_300_300Según la investigación, Laghmouchi Baghdadi regresó a nuestro país tras ser formado en un campo de entrenamiento del grupo terrorista Mujao (Movimiento por la Unicidad y la Yihad en África Occidental) en el desierto del norte de Mali.

Interior habla de él como el primer yihadista español retornado de dicha zona en conflicto y asegura que su misión era la de captar nuevos combatientes.

No hay que olvidar que en marzo pasado fue detenido, también en La Cañada, Mustafa Maya Amaya, a quien el Ministerio otorgó el cargo de “cabecilla” de la mayor red de captación de yihadistas de España.

Desde Interior destacan la amenaza que representan para España los ‘combatientes retornados’, porque vuelven más radicalizados. De hecho, la red desarticulada ayer en Melilla ya se estaba interesando por la compra de armas y de manuales de explosivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada