Header Ads

Geert Wilders: "El Estado Islámico es un cáncer basado en el Corán y la vida de Mahoma"

El pasado mes de octubre, el identitario holandés Geert Wilders ofreció un interesante discurso en el Parlamento holandés que por su indudable interés reproducimos.

wilders-le-pen_2733602b"Señora Presidenta,

El Estado Islámico es un cáncer islamista. Es una serpiente venenosa inspirada en el Corán y la vida de Mahoma, un criminal que empezó su carrera hace 14 siglos con asesinatos y decapitaciones en Medina y La Meca.

Su sucesor autoproclamado, el califa Baghdadi (Abu Bakr al Baghdadi), se encuentra en estos momentos a las puertas de Bagdad en Iraq y de Damasco en Siria. Tiene seguidores en todo el mundo, incluso en nuestro país, en nuestras ciudades, en nuestras calles.

Repito, Señora Presidenta, hay gente que es decapitada en aplicacion de los mandamientos del Corán, como la sura 47, versículo 4: " Cuando encontréis a unos infieles, golpeadles en el cuello para causar un baño de sangre entre ellos". Ni siquiera los musulmanes llamados moderados pueden escapar a esa violencia, ya que según el Corán y la sharia, estos son apóstatas y por lo tanto deben morir. Los espíritus ingenuos que dicen que el Estado Islámico no tiene nada que ver con el islam cometen un grave error políticamente correcto, ya sea Obama, Cameron, Rutte (Primer Ministro de los Países Bajos) o Samsom (político de izquierda neerlandés).

Se ha declarado una guerra contra el Occidente libre. Nuestra libertad, nuestra cultura y el porvenir de nuestros hijos están en juego. Debemos responder duramente, en los Países Bajos tanto como en el mundo occidental, y en Irak y en Siria. Apoyamos por lo tanto la decisión del gobierno de desplegar unos F-16 contra el Estado Islámico. Pero no comprendemos por qué atacamos solamente al Estado Islámico en Irak y en Siria. ¿Acaso el gobierno aprueba que personas sean decapitadas en Siria, que mujeres sean veladas y que un genocicio sea llevado a cabo sólo porque no hay un mandato bajo la ley internacional? ¡Cuánta cobardía, Señora Presidenta!"

El gobierno dice que entiende que los EEUU bombardeen el Estado Islámico en Siria pero sin participar él mismo. Comprender pero no participar... Es incluso más importante combatir el Estado Islámico en nuestro propio país que en Irak o en Siria. La seguridad de los Países Bajos debe ser una prioridad. Nuestros ciudadanos deben estar en seguridad en los trenes, en las calles, en las escuelas, en los comercios. Eso es lo que está en juego.

En el artículo 100 de su carta al Parlamento, el gobierno sólo dedica dos párrafos a la seguridad nacional. Le da más importancia a problemas como la situación de las mujeres en el mundo árabe. Eso es grotesco.

Debemos proteger a los holandeses, es por eso que hemos sido elegidos. No sólo a los ciudadanos de Irak y de Siria, sino también y sobre todo a nuestros propios ciudadanos. ¿Por qué el Ejército no ha sido desplegado para proteger nuestros ferrocarriles, con sus uniformes y fuertemente armados? ¿Y por qué impedimos a los yihadistas salir del país cuando estos lo intentan?

El domingo pasado, el Ministro de Seguridad y Justicia anunció muy ufano que los pasaportes de 41 yihadistas habían sido incautados para que sus poseedores no pudieran salir para Siria o Irak. Es una desición estúpida: ahora los tenemos paseando por nuestras calles. Los que quieren hacer la yihad fuera, decapitar gente, cometer atentados, caminan por nuestras calles a causa de la decisión del ministro.

Lo vengo diciendo desde hace 10 años y lo repito una vez más: Hay que cerrar las fronteras a los inmigrantes de los países islámicos. ¡Ya basta!

La cultura islámica no tiene sitio aquí. El 65% de los holandeses están de acuerdo en esto: dejad que los islamistas abandonen nuestro país y no los dejen volver nunca. Ésta es la solución: poner de nuevo los controles en las fronteras, expulsar a todo aquel que demuestre la menor simpatía por el Estado Islámico. retirarle el pasaporte holandés y exigir que todo poseedor de un pasaporte de un país islámico firme una declaración contra la sharia.

Le digo al gobierno: "¡Despertad! No os déis por satisfechos con discutir de Irak o del Estado Islámico, sino garantizad la seguridad de los holandeses en nuestras propias calles, en nuestros trenes, en nuestros comercios. No protejan únicamente a los ciudadanos iraquíes contra el Estado Islámico, sino proteged también a los ciudadanos holandeses contra la amenaza terrorista islámica. Esa es vuestra tarea, vuestro deber, vuestra responsabilidad. Tenéis que asumir esa responsabilidad y hacer vuestro trabajo."

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.