publi

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha reconocido que las llamadas células durmientes del terrorismo yihadista que están asentadas en España pueden activarse y llegar a hacer "mucho daño".

Yihadistas en Siria

En este sentido, Morenés ha asegurado que, "sin duda", la principal preocupación que tienen es el terrorismo yihadista, porque supone una amenaza cercana y de una intensidad probablemente no conocida hasta ahora a la que las Fuerzas Armadas tienen que adaptarse.

En declaraciones a Radio Nacional el ministro ha indicado que el terrorismo islamista ha dado "un salto hacia adelante en la búsqueda de un estado" y ahí radica el objetivo final de las misiones en Mali, Afganistán o Somalia. La situación, dijo Morenés, se complica por la presencia en territorio nacional de las llamadas células durmientes, así como que Ceuta y Melilla tienen una componente complejo en su composición social y allí "se ha dado la creación y la cercanía de determinada población al radicalismo islámico".

No obstante, añadió que "en España y en Europa tenemos una gran preocupación por la activación de posibles células que pueden existir y que pueden hacer muchísimo daño". El ministro reconoció que la situación se agrava porque ahora muchas de esas células se están trasladando a luchar con el Estado Islámico en Oriente Medio y, cuando regresen, lo harán entrenados y endurecidos por la guerra, lo que supondrá que tendrán una "capacidad de destrucción enorme".

Pedro Morenés: "Las células durmientes del terrorismo yihadista que están asentadas en España pueden activarse y llegar a hacer mucho daño"

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha reconocido que las llamadas células durmientes del terrorismo yihadista que están asentadas en España pueden activarse y llegar a hacer "mucho daño".

Yihadistas en Siria

En este sentido, Morenés ha asegurado que, "sin duda", la principal preocupación que tienen es el terrorismo yihadista, porque supone una amenaza cercana y de una intensidad probablemente no conocida hasta ahora a la que las Fuerzas Armadas tienen que adaptarse.

En declaraciones a Radio Nacional el ministro ha indicado que el terrorismo islamista ha dado "un salto hacia adelante en la búsqueda de un estado" y ahí radica el objetivo final de las misiones en Mali, Afganistán o Somalia. La situación, dijo Morenés, se complica por la presencia en territorio nacional de las llamadas células durmientes, así como que Ceuta y Melilla tienen una componente complejo en su composición social y allí "se ha dado la creación y la cercanía de determinada población al radicalismo islámico".

No obstante, añadió que "en España y en Europa tenemos una gran preocupación por la activación de posibles células que pueden existir y que pueden hacer muchísimo daño". El ministro reconoció que la situación se agrava porque ahora muchas de esas células se están trasladando a luchar con el Estado Islámico en Oriente Medio y, cuando regresen, lo harán entrenados y endurecidos por la guerra, lo que supondrá que tendrán una "capacidad de destrucción enorme".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada