Header Ads

Renaud Camus: "NO a la continuación de la inmigración, NO a las naturalizaciones masivas, NO a la deculturación, NO a la islamización"

3753249-mais-ou-sont-les-riches

Renaud Camus es un ecritor francés autor de varios libros sobre el tema de la inmigración masiva en Francia. Es el creador de la expresión "Gran Sustitución" (título de una de sus obras, "Le Grand Remplacement") para designar el proceso de cambio del sustrato étnico y cultural de las viejas naciones de Europa por efecto de la colonización de pueblos extraeuropeos.

He aquí un extracto de una entrevista concedida a un medio que obviamente no pertenece a la prensa del Sistema, siempre dispuesta a silenciar las voces discordantes que contradicen el discurso oficial.
Habla Renaud Camus:

"Lo que yo llamo la "Gran Sustitución" es la mayor crisis de nuestra historia y el problema más severo que al que debemos enfrentarnos hoy. No solamente todas las demás penalidades que padecemos, por más dolorosas que sean, son secundarias comparadas con la invasión que sufrimos, es que además éstas no son, la mayor parte de las veces, más que la consecuencia de esa colonización que lleva camino de volverse irreversible. Inseguridad, dureza creciente de las relaciones sociales y de vecindad, violencia en las escuelas, violencia en los hospitales, violencia en el fondo de las zonas rurales, hiperviolencia, pérdida de civilización, asalvajamiento de la población, derrumbe del sistema escolar, derrumbe de las cuentas públicas, crisis de la vivienda, sobrepoblación penitenciaria, deterioro del territorio, etc... Todo estas situaciones constituyen otros tantos problemas mayúsculos, y es absurdo querer tratarlos o simplemente evocarlos haciendo abstracción de lo que los provoca, o por lo menos los agrava terriblemente: el cambio de pueblo y de civilización.

Por eso nuestro peor enemigo es la mentira, el silencio impuesto sobre lo que está pasando, esa manera que tienen los dos poderes, el mediático y el político, de hacer como si la "Gran Sustitución" y los desastres que conllevan no fueran una evidencia que salta a los ojos y a las pantallas. Lo más urgente es devolver a las palabras su sentido y a los franceses la fe en su propia mirada: el derecho a constatar por ellos mismos aquello que se les prohibe nombrar. No somos las fuerzas del Mal: no somos nosotros los que ponemos el país a sangre y a fuego. La moral está de nuestro lado porque el mundo que nos imponen es el de la violencia cotidiana, del atontamiento generalizado y de la desgracia. Para imponerlo, nuestros adversarios no dejan de mentir, ante todo por omisión tanto sobre las causas como sobre los hechos. Sin embargo, no hay virtud sin verdad.

A este mundo siniestro de todos contra todos, hay que decirle NO de manera urgente: NO al cambio de pueblo, NO a la "Gran Sustitución", NO a la continuación de la inmigración, NO a las naturalizaciones masivas, NO a la deculturación, NO a la islamización, NO a la desaparición de Francia y de su cultura. No solamente debemos rechazar estas cosas con todas nuestras fuerzas, sino que debemos revertir el curso de todas ellas."

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.