Header Ads

Cárceles belgas: El primer hogar para muchos musulmanes

0

Cerca del 45% de los presos en Bélgica son musulmanes (unos 5.000 de un total de cerca de 12.000). Estos, como los que tenemos en España, reclaman más facilidades para la práctica de su culto en las cárceles.

Las autoridades belgas han decidido la construcción en cada centro de detención de salas polivalentes dedicadas a la práctica del culto musulmán. Estos espacios no estarán exclusivamente reservados a la oración de los internos musulmanes y se considerarían “neutros”.

Las máximas autoridades musulmanes de Bélgica han recibido satisfactoriamente esta decisión, pero la consideran insuficiente. Reclaman además una alimentación adecuada para los presos musulmanes. En la prisión de Forest, donde los musulmanes son alrededor del 40%, la mayoría de los detenidos se niega a comer carne de cerdo servido en la cantina del centro. El centro ha decidido suprimir el cerdo del menú por “razones logísticas”. Le resulta más sencillo servir un menú único sin cerdo aceptado por todos que seguir ofreciendo un producto que sólo conviene a menos de un tercio de la población interna.

Aunque el cerdo ha sido descartado, la comida de la prisión no es halal: los detenidos tienen la posibilidad de encargar productos halal añadidos al menú pero lo deben pagar de su bolsillo.

En cuanto al porte del pañuelo islámico, tanto entre las internas como en el personal penitenciario, éste sigue prohibido. Esta regla no va a cambiar. En cambio las internas pueden ocultar su pelo cuando están en su celda.

Las autoridades musulmanes de Bélgica consideran que la distribución de alfombras para la oración debería ser un derecho para los detenidos e insisten en el problema de la falta de imanes. Actualmente hay 18 “consejeros islámicos” que recorren todos las prisiones belgas para atender cerca de 5.000 presos musulmanes. Esta cifra es considerada insuficiente, y ni siquiera se trata de imanes.

En cuanto a la subida del radicalismo y del proselitismo islámico que ocurren en las cárceles, las autoridades musulmanas piensan que la práctica del culto debe ser facilitada, ya que es una libertad fundamental, y debe ser enmarcada para no dejar ningún espacio vacío para que los extremistas lo ocupen”.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.