Header Ads

El Ministro de Interior alemán advierte: "El Islam radical es una amenaza para Alemania"

0

En una conferencia sobre seguridad, el ministro del Interior alemán Thomas de Maizière acaba de advertir: "El islam radical representa una grave amenaza para la seguridad de Alemania. El número de personas que son capaces de cometer atentados en el país ha alcanzado un nivel récord."

Además del riesgo que suponen los yihadistas alemanes que regresan de Siria, también existe le peligro de violentos enfrentamientos en las calles alemanas entre grupos rivales que reflejan los conflictos en el Próximo Oriente. De Maizière ha indicado que las fuerzas de seguridad estiman que el mayor peligro viene de los radicales que actúan solos, al igual que ha tenido lugar en Canadá hace poco cuando dos soldados han sido asesinados por individuos recientemente convertidos al islam.

"La situación es crítica. El número de individuos que amenazan nunca ha sido tan elevado. Representamos la libertad, y eso nos convierte en objetivo de su odio." La Oficina Federal para la Protección de la Constitución (agencia de inteligencia del interior) ha advertido que el salafismo ultraconservador se está haciendo cada día más popular y se acrecienta el número de reclutas potenciales para el Estado Islámico.

Cerca de 450 personas han salido de Alemania para unirse a los yihadistas en Siria e Irak. Unos 150 de ellos han vuelto. Las autoridades alemanas vigilan un total de 225 personas sospechosas de ser capaces de lanzar ataques en suelo alemán.

Alemania no está directamente implicada en los bombardeos aéreos llevados a cabo por los EEUU contra el Estado Islámico en Siria e Irak, pero ha aceptado enviar armas a las fuerzas kurdas en el norte de Irak para ayudarlos a defenderse contra los yihadistas. El Estado Islámico ha emitido vídeos de propaganda en alemán, con yihadistas de lengua materna alemana amenazando con desencadenar atentados en Alemania.

Grupos de salafistas y de kurdos se han enfrentado violentamente en los últimos meses en diversas ciudades alemanas, debido a las tensiones provocadas por los ataques del Estado Islámico contra los kurdos en Siria e Irak.

Al margen de esto, un grupo de unos 4.000 partidarios de extrema derecha han organizado una marcha antisalafista en la ciudad de Colonia hace una semana atrás. Cerca de 50 policías han resultado heridos.

El presidente de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV),ha declarado: "Nos temenos una escalada de violentos enfrentamientos en nuestras calles. Según el BfV, el salafismo, que predica una forma estricta del islam puritano, es "el movimiento islámico más dinámico en Alemania". El número de salafistas ha pasado de cerca de 3.800 en 2011 a 5.500 el año pasado y podría llegar a los 7.000 a finales de este año.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.