publi

Prohibido-llevar-velo-Opera-Paris_TINIMA20141021_0967_5

Ya hay tres españolas haciendo su particular yihad. Desde agosto, varias lo han intentado, pero las fuerzas de seguridad cifran en tres las mujeres de nuestro país que están en suelo sirio, casadas con militantes y teniendo sus hijos. Son Asia, Lubna y Tomasa, dos ceutíes y una malagueña conversa que abandonaron sus hogares después de ser radicalizadas bien a través de internet o a través de sus maridos.

Lubna Mohamed

Lubna Mohamed partió a tierras sirias hace poco más de un mes. Su última imagen en España es la de la cámara del aeropuerto de Málaga, donde cogió un avión para partir a Estambul, primera parada hacia su destino final: Siria. Le había dicho a su familia que tenía una entrevista, pero sobre las nueve de la noche, llamó a casa. El número del que llamaba tenía prefijo de Estambul, donde había volado para seguir con su viaje hacia el califato del grupo terrorista.

Lubna, ceutí, es un caso atípico: No procede de una familia radical, y hasta hace poce había trabajado como profesora de educación primaria. Tenía amigos de todo tipo, no sólo musulmanes, y había comenzado a estudiar el lenguaje de los signos. Habla árabe culto e inglés. Según su madre, entrevistada por El Mundo, quiso estudiar medicina, aunque no lo hizo por quedarse en casa. Tenía conexión con dos jóvenes británicas a través de la red, y se cree que ambas están con ella en Siria.

Tomasa Pérez

Lubna Mohamez no es la última española en partir al terreno de combate. El pasado jueves, informa El Mundo, la malagueña Tomasa Pérez, mujer de Abdelah Ahram, en prisión por actividades terroristas, emprendía junto a su hijo de 14 años el camino hacia el grupo islamista. Su marido, también conocido como Abu Yasin, fue condenado en 2010 a doce años de cárcel y al pago de una multa de 500.000 dirhams (unos 45.000 euros) por ser el cabecilla de un grupo terrorista que operaba entre España y Marruecos. Tenía antecedentes en España por tráfico de drogas.

Nacido en Tetuán y vecino de Ceuta, tenía asimismo antecedentes penales en Marruecos, donde fue detenido en junio del 2006 y juzgado en octubre por pertenecer a una de las mayores redes de terroristas desmanteladas en Marruecos, la de Ansar el Mehdi.

Abu Yasín estaba muy bien relacionado con algunas de las redes de crimen organizado más importantes de Europa, según los investigadores que llevaron hasta su detención en 2010. Abú Yasín, al igual que dos de sus hermanos también condenados, tenían también la nacionalidad española y, según la policía, se dedicaban al tráfico de droga y de coches para financiar sus actividades terroristas.

Asia Ahmed Mohamed, la mujer del sanguinario 'Kokito'

En territorio sirio está Asia Ahmed Mohamed, la mujer de 'Kokito' Castillejos, procedente de la ciudad marroquí cercana a Ceuta, que ha sido fotografiado junto a cabezas decapitadas de soldados sirios. Asia vivía hasta agosto en Ceuta, casada con el yihadista después de que este mandara como dote para la boda un cinturón de explosivos. Ahora está en la frontera entre Irak y Siria, embarazada de su primer hijo.

Se casaron en Siria y el acta de dicho matrimonio fue hecha por el tribunal del Estado Islámico en Iraq y Sham. Un hermano de Asia, al que le llamaban El Esponja, reclutado también en Castillejos, murió combatiendo en Siria. Antes de acudir a Siria, 'Kokito' trabajaba en una tienda de ropa zoco de Castillejos.

Nawal, la menor de 14 años que lo intentó

De momento son estas las identificadas, pero su número podría aumentar en los próximos meses. Según información publicada, no son las primeras en intentarlo. En agosto, lo intentaron desde Ceuta Fauzia Allal, de 19 años, y Nawal Dailal, de apenas 14 años. Los expertos creen que hay ocho mujeres más dispuestas a emprender el viaje. Y las dos jóvenes ceutíes podrían repetir. Nawal, la menor, está en un centro de centro de menores de la Comunidad de Madrid, en un proceso de 'desradicalización', pero podría reincidir, apuntan los expertos.

La adolescente procede del barrio de Rosales, cerca del peligroso barrio de El Príncipe en Ceuta. Según su familia, fue radicalizada por amigas de la mezquita. Fue interceptada junto a Fauzia después de salir hacia Siria desde Tetuán.

Ya hay tres "españolas" haciendo su particular yihad en Siria

Prohibido-llevar-velo-Opera-Paris_TINIMA20141021_0967_5

Ya hay tres españolas haciendo su particular yihad. Desde agosto, varias lo han intentado, pero las fuerzas de seguridad cifran en tres las mujeres de nuestro país que están en suelo sirio, casadas con militantes y teniendo sus hijos. Son Asia, Lubna y Tomasa, dos ceutíes y una malagueña conversa que abandonaron sus hogares después de ser radicalizadas bien a través de internet o a través de sus maridos.

Lubna Mohamed

Lubna Mohamed partió a tierras sirias hace poco más de un mes. Su última imagen en España es la de la cámara del aeropuerto de Málaga, donde cogió un avión para partir a Estambul, primera parada hacia su destino final: Siria. Le había dicho a su familia que tenía una entrevista, pero sobre las nueve de la noche, llamó a casa. El número del que llamaba tenía prefijo de Estambul, donde había volado para seguir con su viaje hacia el califato del grupo terrorista.

Lubna, ceutí, es un caso atípico: No procede de una familia radical, y hasta hace poce había trabajado como profesora de educación primaria. Tenía amigos de todo tipo, no sólo musulmanes, y había comenzado a estudiar el lenguaje de los signos. Habla árabe culto e inglés. Según su madre, entrevistada por El Mundo, quiso estudiar medicina, aunque no lo hizo por quedarse en casa. Tenía conexión con dos jóvenes británicas a través de la red, y se cree que ambas están con ella en Siria.

Tomasa Pérez

Lubna Mohamez no es la última española en partir al terreno de combate. El pasado jueves, informa El Mundo, la malagueña Tomasa Pérez, mujer de Abdelah Ahram, en prisión por actividades terroristas, emprendía junto a su hijo de 14 años el camino hacia el grupo islamista. Su marido, también conocido como Abu Yasin, fue condenado en 2010 a doce años de cárcel y al pago de una multa de 500.000 dirhams (unos 45.000 euros) por ser el cabecilla de un grupo terrorista que operaba entre España y Marruecos. Tenía antecedentes en España por tráfico de drogas.

Nacido en Tetuán y vecino de Ceuta, tenía asimismo antecedentes penales en Marruecos, donde fue detenido en junio del 2006 y juzgado en octubre por pertenecer a una de las mayores redes de terroristas desmanteladas en Marruecos, la de Ansar el Mehdi.

Abu Yasín estaba muy bien relacionado con algunas de las redes de crimen organizado más importantes de Europa, según los investigadores que llevaron hasta su detención en 2010. Abú Yasín, al igual que dos de sus hermanos también condenados, tenían también la nacionalidad española y, según la policía, se dedicaban al tráfico de droga y de coches para financiar sus actividades terroristas.

Asia Ahmed Mohamed, la mujer del sanguinario 'Kokito'

En territorio sirio está Asia Ahmed Mohamed, la mujer de 'Kokito' Castillejos, procedente de la ciudad marroquí cercana a Ceuta, que ha sido fotografiado junto a cabezas decapitadas de soldados sirios. Asia vivía hasta agosto en Ceuta, casada con el yihadista después de que este mandara como dote para la boda un cinturón de explosivos. Ahora está en la frontera entre Irak y Siria, embarazada de su primer hijo.

Se casaron en Siria y el acta de dicho matrimonio fue hecha por el tribunal del Estado Islámico en Iraq y Sham. Un hermano de Asia, al que le llamaban El Esponja, reclutado también en Castillejos, murió combatiendo en Siria. Antes de acudir a Siria, 'Kokito' trabajaba en una tienda de ropa zoco de Castillejos.

Nawal, la menor de 14 años que lo intentó

De momento son estas las identificadas, pero su número podría aumentar en los próximos meses. Según información publicada, no son las primeras en intentarlo. En agosto, lo intentaron desde Ceuta Fauzia Allal, de 19 años, y Nawal Dailal, de apenas 14 años. Los expertos creen que hay ocho mujeres más dispuestas a emprender el viaje. Y las dos jóvenes ceutíes podrían repetir. Nawal, la menor, está en un centro de centro de menores de la Comunidad de Madrid, en un proceso de 'desradicalización', pero podría reincidir, apuntan los expertos.

La adolescente procede del barrio de Rosales, cerca del peligroso barrio de El Príncipe en Ceuta. Según su familia, fue radicalizada por amigas de la mezquita. Fue interceptada junto a Fauzia después de salir hacia Siria desde Tetuán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada