Header Ads

Amedy Coulibaly, el terrorista abatido en el supermercado fue recibido por Sarkozy en 2009

0

El terrorista Amedy Coulibaly tuvo un encuentro con el entonces presidente francés Sarkozy en el marco de una serie de reuniones que el mandatario llevó a cabo con trabajadores jóvenes.

En un artículo publicado por Le Parisien en 2009, aparecía una foto de Amedy Coulibaly, aunque su nombre fue escrito como Amedi y no Amedy

La reunión se dio en el marco de una serie de encuentros que tuvo el ex presidente Nicolas Sarkozy con distintos trabajadores jóvenes. Amedy trabajaba en una fábrica de Coca Cola en Grigny, al sur de la ciudad de París, donde nació y creció, según narraba ese artículo.

Coulibaly, quien tenía 27 años en ese momento, cuenta en el artículo que tiene nueve hermanas y es el único varón. Dijo que "Sarkozy no es muy popular", como "la mayoría de los políticos", y añadió: "Ya sea que me guste o no, él sigue siendo el presidente".

El jueves pasado Coulibaly asesinó a una mujer policía en Montrouge, París, donde hirió de gravedad a otro agente municipal. Posteriormente se atrincheró en un supermecado de alimentación kosher tomando un número indeterminado de rehenes. En la operación antiterrorista llevada a cabo para liberar a los rehenes fue abatido.

En un artículo del diario Le Parisien del año 2009, se informaba del encuentro de varias personas de barrios "sensibles", según la jerga mediática, (barriadas habitadas por personas de origen inmigrante) con el presidente de entonces, Nicolas Sarkozy, dentro del marco de una serie de visitas a empresas que emplean a personal de historial "difícil" (o sea jóvenes con antecedentes penales o en vías de tenerlos).

En el recorte de prensa, Coulibaly es presentado con el perfecto perfil del jóven de "banlieue" (barrios degradados de la inmigración de 1ª, 2ª y 3ª generación) que trata de salir adelante y labrarse un futuro.

En esa época, Amedy Coulibaly, de 27 años, ya había pasado por la cárcel por diversos delitos: 6 condenas por distintos asuntos de robo con violencia y tráfico de drogas. Desde los 17 años se encontraba sobre la mala senda del delito. Es un caso típico de delincuente reciclado en terrorista.

A partir de 2001 es juzgado varias veces por robo con violencia. En 2004 es condenado a 6 años por robo a mano armada. Al salir de la cárcel en 2006 se reconvierte en traficante de droga y se gana una pena de un año y medio. Tiene entonces 24 años. Es empleado en Coca Cola en la planta de Grigny. Coulibaly parece reintegrarse a la sociedad. En realidad, se ha convertido en prisión y se ha entregado al islam radical. Vale decir que su deriva islamista ya estaba más que iniciada cuando le estrechaba la mano al presidente de la República francesa.

En 2010, un año después de haberse reunido con Sarkozy, participa a la tentativa de evasión de uno de los autores de los atentados de 1995 (8 muertos y unos 200 heridos) reivindicados por el GIA (Grupo Islámico Armado), un grupo terrorista con base en Argelia y actor principal en la guerra civil de ese país entre 1991 y 2002 (entre 60.000 y 150.000 muertos según las fuentes). Es condenado por estos hechos a 5 años de prisión, aunque sólo cumple uno y sale en libertad en 2013. Durante el registro domiciliario en 2010, los policías encontraron 240 balas del calibre 7,62, una munición de Kalaschnikov.

En resumen, un perfil que no dejaremos de comprobar una y otra vez en los próximos tiempos: inmigrante, magrebí, africano, musulmán, delincuente, criminal, terrorista...

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.