Header Ads

En la morgue de Donetsk podemos ver el futuro que nos espera

Graham Williams Phillips es un periodista británico que atrabaja para la cadena rusa RT. Viene cubriendo el conflicto en el este de Ucrania desde el año pasado. Ha sido detenido un par de veces por el régimen de Kiev. Sus últimas crónicas han tenido por objerto el cerco de Donetsk y los combates por el control del aeropuerto.

Tiene un canal en YouTube dedicado al conflicto ucraniano.

https://www.youtube.com/watch?v=UsL7KGh-1LE

Éste vídeo ilustra de manera brutal el tipo de guerra que el gobierno ucraniano, salido del golpe de Estado del año pasado en Maidán, le está haciendo a la población rusófona del este del país. Frente al bloqueo casi absoluto de los medios del Sistema, es necesario tomar consciencia de que lo que ocurre en Ucrania desde hace largos meses no es una cuestión que concierne exclusivamente a los actores directos de esa confrontación. No es un episodio local, es un capítulo de una historia más amplia que abarca a nuestra época desquiciada y nuestro mundo atormentado.

La guerra de Ucrania es el anticipo de lo que se nos viene encima a otras naciones y pueblos europeos, si estos demuestran el menor signo de rebeldía y manifiestan su voluntad de independencia respecto de la alianza euro/atlántica y sus designios de dominio mundial por llamarla de alguna manera. Lo que les están haciendo a las poblaciones del este de Ucrania, ya se lo hicieron anteriormente a los serbios, a los libios, a los iraquíes, a los sirios, etc... La lista ni es exhaustiva ni está cerrada.

Si mañana Francia, Suiza, Holanda o cualquier país europeo intentara salirse del redil del Imperio, éste no dudaría en poner en marcha su polimórfica y masiva maquinaria de propaganda y de guerra, y armaría a sus peones locales y a sus mercenarios internacionales para lanzarlos a derrocar a esos hipotéticos gobiernos refractarios y a esos pueblos insumisos al orden imperial.

Estas crudas imágenes de la guerra real en Ucrania son las que esperan sin lugar a dudas a los pueblos europeos que intenten sacudirse el yugo que actualmente los oprime y liberarse de su amos y su rastrero servicio doméstico.

De hecho, las poblaciones de origen inmigrante, fundamentalmente los musulmanes, son el ejército de reserva, las tropas de choque, de esa futura guerra que el Imperio y sus acólitos con toda probabilidad les harán a los pueblos europeos cuando estos por fin se levanten y quieran tomar el control de sus destinos. Es en esa óptica que la masiva implantación en nuestro continente de poblaciones fundamentalmente hostiles a Occidente durante 14 siglos cobra sentido a la luz del más que probable escenario de una guerra de gran envergadura para someter, diezmar e incluso exterminar a las poblaciones autóctonas. Estamos viviendo los prolegómenos de ese panorama que está en camino.

Los que tiran los hilos de estos acontecimientos no tienen ninguna clase de escrúpulos, ni ningún freno de tipo moral, ni el más mínimo átomo de conciencia. El horror de estas escenas ilustran el grado de demoníaca voluntad de esclavizar y aniquilar a todo cuanto se ponga por delante de la voluntad de dominio de los amos del mundo.

Los cadáveres de este depósito son rusos de Ucrania. Mañana serán franceses, españoles, italianos, belgas, alemanes... Asómense a la morgue de Donetsk, y vean lo que nos espera...

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.