Header Ads

Dos policías españoles asesinados en un taque talibán contra la embajada de España en Kabul


El primer agente de Policía cuya muerte fue confirmada es Isidro Gabino San Martín Hernández, han informado fuentes policiales. Era natural de La Bañeza (León) y había nacido en febrero de 1967, por lo que ha fallecido a los 48 años de edad.


Este policía estuvo destinado en la Unidad de Intervención Policial de Oviedo, aunque en la actualidad estaba destinado en el Equipo de Seguridad de la embajada, donde todos los policías que prestan servicio en ese lugar tienen que haber recibido una formación específica.

El segundo policía español fallecido es Jorge García Tudela, de 47 años y residente en Granada. Nacido el 22 de abril de 1970, García Tudela ingresó en el Cuerpo Nacional de Policía en 1995, para ascender en 2003 a subinspector. Este agente se encontraba en un edificio contiguo al lugar donde los talibán detonaron el coche frente a la Embajada.

Desde que se consiguió repeler el ataque en la Embajada, las autoridades trataron sin éxito de localizar al subinspector García Tudela. Llamaron en repetidas ocasiones a su teléfono móvil, el aparato daba señal pero no contestaba nadie. Esta circunstancia hizo temer a sus compañeros sobre su estado de salud.

Según Interior, todo el personal de la Embajada, entre ellos los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, han sido evacuados de las instalaciones, en una intervención "que se ha prolongado durante varias horas". En torno a las 6:00 de la mañana -hora española- seguían siendo atendidos.

0013916038


0013916046

El ataque no fue a la embajada

El atentado terrorista se produjo alrededor de las tres de la tarde (hora española), cuando un coche bomba hizo explosión en los aledaños de la Embajada española en el mencionado país, informaron fuentes conocedoras de los hechos, que sin embargo precisaron que muchos detalles aún se desconocen.

Estas fuentes sostienen, que sin embargo, el atentado iba dirigido contra la casa de huéspedes, próxima a la legación española, asegurando que así lo han reivindicado en un comunicado los terroristas.

Asimismo, estas fuentes recuerdan que se han producido más atentados contra este tipo de alojamientos, ya que los terroristas intentan asesinar a ciudadanos extranjeros, muchos pertenecientes a fuerzas de seguridad o servicios diplomáticos, que se suelen alojar en ellas, ya que se encuentran dentro de la llamada zona de seguridad de Kabul.

Al parecer, dentro de la casa de huéspedes no había nadie y los terroristas, tras hacer explotar el coche bomba entraron en la embajada española. Esta sede diplomática no tiene ningún símbolo externo que la identifique con un edificio oficial correspondiente a un país extranjero.

La explosión provocó primero heridas y después la muerte del mencionado agente de policía que se encontraba guardando la puerta. Dentro de la embajada había aproximadamente unas 10 personas, entre personal español y afgano, que se refugiaron en dos búnkeres preparados para guarecerse.

Posteriormente, según las fuentes citadas, tanto Fuerzas Americanas como de la Policía afgana, entraron en la embajada abatiendo a los talibán que había dentro, falleciendo al parecer tres de ellos, cuatro horas después de que entraran en el edificio.

No obstante, el titular de Exteriores, José Manuel García Margallo, ha precisado esta noche en Antena 3 que la operación continúa abierta, dado que en uno de los edificios del recinto en el que se ubica la embajada permanecen aún a la espera de ser evacuados por las Fuerzas de Seguridad un total de cuatro españoles y un afgano.

La misión española en Afganistán

La embajada española de Kabul (Afganistán) está custodiada por agentes de la UIP (Unidad de Intervención Policial, del Cuerpo Nacional de Policía. Estos agentes han sido formados en las técnicas de defensa y protección por los GEO (Grupo Especial de Operaciones), que con anterioridad también se ocuparon de la seguridad en la citada legación diplomática.

En la actualidad la embajada española en Kabul contaba con poco personal. Así por ejemplo, no tenía ni consejero ni agregado del ministerio de Interior.

España mantiene un contingente de 21 militares en el cuartel general de la misión 'Resolute Support' de la OTAN en la capital de Afganistán, Kabul, que realizan sobre todo labores de asesoramiento al Ejército del país.

Los militares españoles han formado parte desde el año 2002 de las operaciones que la OTAN ha ido lanzando en Afganistán para mantener la estabilidad tras la caída del régimen de los talibán y asesorar a las fuerzas afganas a hacerse cargo de su propia seguridad.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.