publi

'Sex yihad', la nueva amenaza que llega a Europa

Los asaltos registrados en Colonia la semana pasada han provocado indignación en Alemania y generaron un nuevo debate sobre inmigración después de que la policía dijera que los autores parecían ser de "origen árabe o magrebí".


Los agentes han identificado a más de 2.000 sospechosos de origen magrebí en relación con los delitos de robo organizado que se acumulan desde el inicio de 2014, según el portavoz de la policía de la cercana ciudad de Dusseldorf.

Algunos de los delitos incluyen además agresiones sexuales como una forma de distraer a las víctimas, y la policía de Dusseldorf colabora estrechamente con la de Colonia para examinar los posibles vínculos con delitos cometidos allí.

Un millar de implicados

En los eventos de Colonia estaría implicada una multitud de alrededor de un millar de personas. La policía dijo que se presentaron 90 denuncias penales, y que algunos que los hombres formaron grupos más pequeños y rodearon a mujeres.

"Todos los autores, sea cual sea su origen, deben ser castigados", dijo en la edición del miércoles del diario Bild. "Si entre ellos hay refugiados, debemos abordarlo abiertamente".

Casi 1,1 millón de personas se registraron como solicitantes de asilo en Alemania el año pasado, incluyendo más de 400.000 procedentes de Siria, dijo el gobierno el miércoles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada