Header Ads

Comunistas, inmigrantes y feministas contra la expulsión de mujeres con burkini en una piscina de Granada


El burkini sigue levantando polémicas en Europa. El último caso sonado llega desde el barrio de La Chana, en Granada. Allí Izquierda Unida puso ayer el grito en el cielo en el Consistorio porque un centro deportivo expulsó este verano a tres mujeres que pretendían bañarse en la piscina con un burkini.

El portavoz municipal de IU, Francisco Puentedura, ha reclamado al Ayuntamiento de Granada que sancione al recinto, que cuenta con una concesión administrativa. Además, su grupo exige que se aclaren los hechos desde el área de Igualdad y Deportes, ya que para ellos se ha “atentado contra los derechos de estas mujeres con una decisión de tinte xenófobo”.

El incidente se produjo en agosto y desde el primer momento provocó la queja de colectivos de inmigrantes y feministas, pero ha sido ahora realmente cuando esta expulsión ha cobrado protagonismo en Granada gracias a la denuncia de Izquierda Unida.

Puentedura aseguró en rueda de prensa que debe concretarse una “normativa clara” por parte del Ayuntamiento para el uso de instalaciones deportivas y públicas, puesto que no se puede prohibir que la gente “se vista como quiera”. “No hay ninguna ley que impida eso más allá de la opinión particular que cada uno pueda tener”, expuso.

Además de la sanción administrativa al centro deportivo del barrio de Chana, Izquierda Unida también reclama al PSOE, partido que gobierna en la ciudad, que las usuarias puedan volver cuando quieran a las instalaciones de las que fueron expulsadas “de forma ilegal e injusta”.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.