Header Ads

Fracaso de VOX en Euskadi: Los afiliados intentaron salvar la pésima gestión de Santi Abascal

Los resultados electorales de VOX, unos pírricos y ridículos 770 votos, no son el reflejo del trabajo de los magníficos afiliados y simpatizantes de VOX en Álava y todo el País Vasco, sino de una desorganización 'muy organizada' al servicio de una cúpula política que se reafirma en ir de derrota en derrota hasta la derrota final. 

Por Yolanda Morín | 


No cabe otra que felicitar a las abnegados militantes de VOX que han trabajado duro durante la campaña electoral al Parlamento Vasco. Militantes que han puesto al servicio del partido su esfuerzo y fèrrea voluntad de transmitir el mensaje de la españolidad del País Vasco. Y todo eso en un escenario adverso, violento y absolutamente desconsiderado con la democracia. Mención especial quiero dedicar a Ortega Lara y Ana Vidal Abarca. Todo mi respeto y cariño para los dos.

Los resultados electorales de VOX, unos pírricos y ridículos 770 votos, no son el reflejo del trabajo de los magníficos afiliados y simpatizantes de VOX en Álava y todo el País Vasco, sino de una desorganización 'muy organizada' al servicio de una cúpula política que se reafirma en ir de derrota en derrota hasta la derrota final. Y todo aderezado con un comunicado oficial en el que Santi Abascal se congratula por haber 'triplicado los votos en Álava'. 770 votos, todo un motivo de "alegría y entusiasmo".

El culebrón de las elecciones vascas ha pasado también por el ninguneo de los actuales dirigentes de VOX a los gallegos al impedir una necesaria candidatura en Galicia avalada  por una dirección provincial que ya tenía cerrada incluso la lista electoral. Pero se impuso desde Madrid la absoluta de desviar todos los fondos para apoyar la candidatura vasca encabezada por el padre del presidente de VOX, Abascal Escuza, un histórico del PP del que solo puedo hablar bien por ser gente honesta y patriota, que ha buscado apoyar a su hijo en estos momentos.

En los últimos días, VOX ha visto como los militantes de Alicante, Murcia y Galicia han dejado el partido cansados de poner de su bolsillo y regalar esfuerzo personal al ver como se les ninguneaba desde Madrid.

Fiel reflejo de la situación interna de VOX ha sido la última Asamblea celebrada en la capital de España, donde el espectáculo fue lamentable: insultos, agresiones y expulsiones de dirigentes y militantes han dejado patente la situación terminal de un magnífico proyecto al que sus actuales dirigentes se empeñan en convertir en residual. Se aprobaron unas cuentas en las que figuran donaciones y legados por más de 460.000 euros. ¿Quién ha donado más de 77 millones de las antiguas pesetas en 2015 a una organización con apenas 47.000 votos en toda España? Porque si pedimos transparencia, por ejemplo, a PODEMOS, también habrá que pedirla a VOX. ¿Publicarán un listado de donantes?

¿Por qué todo esto? Es la pregunta que muchos nos hacemos, pero que considero de fácil solución. La actual dirección de VOX busca una salida personal que les garantice un futuro remunerado en algún otro proyecto. Sospechosa ha sido la cancelación de la candidatura gallega a última hora, que ex-militantes y simpatizantes de VOX Galicia consideran como un 'favor' al PP gallego. Unos miles de votos de VOX podrían haber costado un par de escaños a Feijoo, me cuentan.
Lo dicho: de derrota en derrota hasta la derrota final. Y todo a costa de buenísimos militantes que se merecen algo mejor. Un abrazo a todos por vuestro esfuerzo y por vuestra defensa de España. Gracias.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.