Header Ads

El vicepresidente de Vox en Alicante afirma que “Vox no es más que un pseudoaparato del que Abascal vive. ¿Hace algo?“

Sigue el terremoto en VOX. La formación ve tambalearse sus pilares de militancia en toda España. A pesar de las apresuradas rondas de visitas emprendidas por el vicepresidente de la formación las bajas se producen sin cesar. En Alicante dejan la formación 'pistacho' el Vicepresidente de Vox Alicante, Antonio Sánchez Cañedo; el número 2 en la lista al Congreso de los Diputados por la provincia de Alicante, José Juan Raymundo; el Delegado de Vox Orihuela, José Manuel García Escolano; la Coordinadora de Afiliados de la provincia de Alicante, Susana Linares; y la Delegada de Vox Elda, Nuria García Meneses.
Los dimisionarios han remitido una carta al presidente de Vox, Santiago Abascal en la que exponen la falta de transparencia y la mala gestión en la provincia alicantina, acumulada por parte del Comité Ejecutivo Provincial desde hace dos años y medio, con especial mención a las irregularidades surgidas tras la renuncia del presidente a nivel provincial en Alicante, Ricardo Díez, y la autoproclamación del mismo cargo por parte de Ana María Cerdán.
Antonio Sánchez Cañedo, exvicepresidente de Vox en la provincia de Alicante, ha señalado que el detonante ha sido un whatsapp de Santiago Abascal a José Manuel García Escolano, de Orihuela, “desautorizándonos”. Parece que Vox funciona, en la comunicación interna, mediante las redes sociales, porque “los militantes no nos conocemos, ni hay sedes ni se quieren que haya, no hay acción alguna al exterior ni se quiere que haya”.
Para Antonio Sánchez, “Santiago Abascaltal y como lo describe la ex de Vox en La Coruña, es un gran actor. Sus relaciones únicamente son con una persona de la provincia y nada más”.
De hecho, para Antonio Sánchez está claro que “Vox no es más que un pseudoaparato del que Abascal vive¿Hace algo? Su interés es él mismo. Vox no existe como partido, pues no puedes hacer nada de nada. Toda iniciativa es cortada de raíz”.
Ahondando en la sospecha de que Abascal no ha abandonado moralmente el PP, Sánchez afirma  que “Vox, para mí, es el tonto “inútil” del PP, un tapón a su derecha, un “ejemplo” de que fuera del PP no hay más que frikis”.
Sánchez considera, a raíz de la experiencia partidaria, que “cualquier alternativa, todo proyecto, toda iniciativa, debe realizarse sobre otras bases:
  1. a) Un proyecto ideológico claro. Un proyecto estratégico definido.
  2. b) Una organización descentralizada que pueda trabajar en el terreno de cada uno en base al conocimiento del ese terreno.
  3. c) Un estructura en red y flexible, como el siglo presente.
  4. d) Un trabajo realista que adecue medios y fines; es decir, concreto.
“En fin, todo lo contrario de Vox. Vox no tiene futuro porque no tiene presente. Vox no es un proyecto y lo demuestran con actuaciones como aquí, en Galicia, etc. O en Zaragoza, que también están hartos, como en Murcia que también están hasta la coronilla”.
Vía RamblaLibre

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.