lunes, septiembre 20, 2021

Inteligencia Emocional: Qué es y cómo surgió

Más leídos

Podemos definir la Inteligencia Emocional como esa capacidad de expresar, percibir, gestionar o comprender las emociones. El ejemplo más claro que podemos dar para que comprendas su significado, es esa diferencia entre adoptar una actitud socialmente aceptada por todos y no hacerlo; y estar totalmente fuera de lugar en un momento determinado.

Así es como puedes definir o entender el nivel de inteligencia emocional de una persona a grandes rasgos. Son esas habilidades que posees para manejar situaciones, equilibrar las emociones propias y poder desenvolverte en la sociedad de la mejor manera.

Actualmente la psicología ya no se centra en el estudio de los trastornos mentales que una persona pueda padecer, debes entender que hoy en día, las emociones son el centro de investigación de los expertos y es la respuesta a ¿quiénes somos?, y ¿por qué nos comportamos de tal manera?

Influencia de la Inteligencia Emocional

Este concepto te permitirá entender cómo tus emociones afectan tus decisiones, como estas te pueden influenciar positiva o negativamente para ser comprendido y para comprender las acciones de los demás.

Tu estado emocional y el de los otros, puedes comprenderlo mejor una vez que entiendes la importancia de esta parte de la psicología humana. Ejerce un papel fundamental en la sociedad, ya que te permite interactuar y socializar con el resto de las personas, y al mismo tiempo elaborar estrategias para adaptarse mejor al medio donde te desenvuelves.

Coeficiente intelectual 

Es muy importante hoy en día entender que la inteligencia no solo se mide por el coeficiente intelectual (IQ) que puedas desarrollar. Actualmente es un pensamiento retrógrado y se ha llegado a descubrir que el desempeño académico no siempre va de la mano del éxito laboral.

Hay capacidades o habilidades de cada persona que no se pueden medir mediante un test o prueba psicológica. Tienes que comprender que es necesario tener una capacidad más amplia para visualizar las habilidades cognitivas de los demás y las tuyas propias.

Las emociones siempre han estado presentes en la realización de cualquier actividad o trabajo específico. Ahora es que nos damos cuenta de lo muy importante que son para el logro de resultados y es trascendental que puedas reconocerlas al momento de desempeñar cualquier función o realizar un trabajo específico. 

Las Emociones

Quizás no sepas qué tan importantes sean las emociones en tu día a día, gracias a que ya entiendes lo que es la inteligencia emocional, puedes darte cuenta de que siempre han estado ahí influenciando tus decisiones y tu manera de actuar en la sociedad.

Es increíble que antes no pensaras en ellas como el motor que hace la diferencia y que en síntesis han marcado y dejado huellas en el camino que has recorrido. 

Cómo te ve la gente y lo que piensa de ti, 

Es resultado de tus conocimientos, tus capacidades y habilidades de comprensión de los estudios realizados o lo que la vida te ha enseñado, pero sin las emociones nada de eso tendría sentido. 

No podrías llegar a ser alguien si no sientes nada

Todo, absolutamente todo lo que haces, las decisiones que tomas, las elecciones en tu vida, están guiadas por emociones, fuera de los cálculos matemáticos o elecciones objetivas basadas en la lógica, las emociones han estado ahí para hacerte decidir.

Inteligencia emocional o aplicarla en tu vida 

Esto es lo que se conoce como tener inteligencia emocional o aplicarla en tu vida. Los conocimientos adquiridos a través de los estudios, la cultura general obtenida por las experiencias de vida, nada de esto tendría sentido ni te serviría si no van de la mano con tus emociones.

Tus propias emociones te hacen diferente al resto, recuerda que los conocimientos y estudios son universales, la diferencia entre ser mejor o peor que los demás está en tu interior. Solo tú puedes generar esa diferencia con tus propias emociones y tu manera o perspectiva de ver la vida.

Como desarrollar las emociones

Debes tener muy en cuenta que no todas las personas desarrollan de igual manera sus emociones, hay quienes logran un mayor dominio de esta faceta y si tu caso no es éste, debes comenzar a trabajar más en este ámbito. 

Actualmente los estudios han revelado la baja relación entre esa inteligencia que llamamos clásica, en donde los conocimientos teóricos y el desempeño lógico y analítico eran los que definían el coeficiente intelectual y la inteligencia emocional.

Para que entiendas mejor esta discrepancia o poca correlación podemos dejarte un ejemplo que ya se ha vuelto clásico desde que se empezaron a analizar por separado estos términos. 

Un ejemplo claro

  • Tenemos al clásico estudiante que memoriza cuál computadora una cantidad de datos impensables y capaz de obtener las soluciones más lógicas, pero sentimentalmente dueño de una vida vacía.
  • Por otro lado está ese personaje con capacidades intelectuales limitadas, pero logrando tener una vida sentimental muy exitosa y porque no decirlo, también en lo profesional.

Podríamos estar dirigiéndonos a los extremos al mostrarte estos dos ejemplos, pero lo que queremos que entiendas es que son posibles y se dan en un porcentaje nada descartable.

Tienes que ser capaz de comprender que estas habilidades emocionales pueden marcar la diferencia en tu vida y convertirte en una mejor o peor persona. 

Tu felicidad si es que es una de tus metas a alcanzar, dependerá en alta medida de cómo desarrolles tus emociones.

Más artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas noticias