viernes, diciembre 9, 2022

Un canal enfocado en proteger a los denunciantes de infracciones en las organizaciones

Más leídos

Hoy en día existe un canal que permite a los denunciantes informar sobre diferentes infracciones cometidas por las empresas, como respuesta a la protección que necesitan los informantes, permitiendo que puedan denunciar sin temores o riesgos que les puedan afectar de diferentes maneras.

Un canal para denunciar infracciones

A estos denunciantes de las infracciones perjudiciales para el interés público, se les conoce como ‘whistleblowers’ en inglés, personas esenciales a la hora de descubrir y exponer las conductas irregulares de las organizaciones y así proteger el correcto funcionamiento de la sociedad.

Por tal motivo, el canal de denuncias es una medida que busca proteger a los denunciantes cuando informan sobre infracciones del Derecho y de las políticas establecidas por la Unión Europea.

A través de este canal, los denunciantes pueden comunicar, de manera anónima y confidencial, diferentes actividades y conductas irregulares que se cometan en una empresa o en organismos públicos.

Muchas personas desisten de denunciar por el temor a las represalias internas o externas que esto puede conllevar, algo que el canal busca eliminar por completo, ofreciendo una protección total para que los denunciantes no renuncien a informar sobre sus sospechas de actividades ilegales.

El canal debe ser accesible, garantizar el anonimato y ser conocido por los empleados, quienes deben saber cómo usar el canal de forma segura y efectiva.

¿Qué tipos de canales para denunciar existen?

El canal para denunciar puede ser externo o interno. Considerando la tecnología o el formato a usar, está el digital, el telefónico y el correo electrónico.

El primero requiere el uso de un programa encriptado, donde se puede denunciar de forma confidencial y permitir el seguimiento de los casos. El telefónico es el más popular, por su facilidad y accesibilidad, aunque no permite el seguimiento de denuncias.

Por último está el canal por correo electrónico, un método usado con frecuencia, por ser fácil de usar. El problema es que depende de proveedores de correo, lo que complica asegurar el anonimato.

Canal externo

El canal externo es establecido por los Estados miembros y no por la empresa, con herramientas autónomas e independientes, para recibir y ofrecer seguimiento a las denuncias de los informantes.

También, se asignan autoridades competentes, que se encargan de ofrecer los recursos necesarios y gestionar las denuncias realizadas.

Canal interno

Es el implementado por la misma empresa, donde la obligación de su uso dependerá de las características de la organización. El canal cuenta con cuestionarios personalizables, la opción de crear denuncias con documentos adjuntos, y contar con envío bidireccional de comentarios.

Su implementación debe estar orientada a la confidencialidad, evitando revelar la identidad de los denunciantes sin su consentimiento expreso. Además, debe garantizar el correcto tratamiento de los datos personales que comparten los informantes, y del registro de las denuncias hechas.

El canal más recomendable

El canal digital para denunciar es el más recomendable a la hora de implementar esta solución en las empresas. Al requerir de un programa diseñado para cumplir con la normativa y la directiva ‘whistleblowing’, es posible contar con una solución más eficiente y segura para los denunciantes.

Su uso permite el trazado de las acciones realizadas en las denuncias, con el objetivo de mejorar la gestión de la comunicación. También se monitoriza y gestiona el estado de las denuncias.

El software se puede personalizar según la imagen corporativa de las empresas y permite realizar comentarios bidireccionales. En términos de confidencialidad y anonimato, es una de las mejores opciones, ya que todo el proceso se gestiona de forma remota, con la seguridad de que se cumple con la normativa de protección de datos.

Además, se recomienda la contratación de un proveedor externo con conocimientos en el tema, esto puede asegurar que la solución se adapta a las normas vigentes, ya sea del código penal o la protección de datos, por ejemplo.

Es importante definir a un encargado de la gestión del canal, así como de los criterios de las denuncias, y la estrategia de formación para que los empleados lo usen correctamente.

Más artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas noticias