domingo, octubre 24, 2021

¿Qué es el Urbason y cuándo se puede tomar?

Más leídos

El Urbason es un medicamento con acción antiinflamatoria. Al igual que otros tipos de medicamentos, puede tener efectos secundarios graves si no se utiliza correctamente. 

Se administra en pacientes que han desarrollado algún tipo de inflamación producto de una enfermedad o de una lesión física. Se puede usar para tratar inflamaciones generalizadas o localizadas de origen diverso. 

Una inflamación es una respuesta del sistema inmune; ya sea por una lesión o también por una infección. En este último caso, se trataría de la entrada en el organismo de algún patógeno que es nocivo para la salud. Es por ello que se generan reacciones alérgicas, que deben ser tratadas con estos tipos de medicamentos. 

Si bien es cierto que, la mayoría de las inflamaciones, tienen una durabilidad corta; no se puede negar que al no ser tratadas oportunamente pueden poner en riesgo la vida del paciente. Los fármacos con efecto antiinflamatorio tienen la potestad de lograr detener el proceso inflamatorio. 

¿Cuáles son las características de este medicamento?

El Urbason es un fármaco del tipo esteroide o corticosteroide con efecto antiinflamatorio. Su principio activo se llama metilprednisolona, siendo uno de los  glucocorticoides cuyos efectos ayudan a reducir la actividad del sistema inmune. Significa que con su administración se garantiza evitar un aumento en la producción de sustancias que el organismo produce durante las reacciones inflamatorias. 

¿Cuál es su efecto en el organismo? 

Se considera que tiene una gran potencia, ya que es un corticoide de acción inmediata cuyo efecto dura varias horas activo. Todos sus componentes se interrelacionan con la membrana celular de manera que pueden entrar al núcleo. Es decir, este es el medio por el cual es posible frenar la continuidad del proceso de síntesis de las proteínas inflamatorias. 

Igualmente, este fármaco altera el metabolismo de manera que inhibe la actuación de algunas vitaminas. Por otra parte también funciona como un vasodilatador, lo que significa que puede ayudar a disminuir la glucosa. Un aumento del nivel de azúcar en la sangre puede afectar el buen funcionamiento de algunos órganos y sistemas. Se podría comparar los efectos del urbason con la cortisona. 

Indicaciones para su uso

Cuando, por prescripción médica, se ha decidido iniciar un tratamiento a base de Urbason no se debe interrumpir abruptamente. Esto se debe tener en cuenta sobre todo cuando se administra durante un largo periodo de tiempo y en dosis altas. Ello obedece a que uno de sus efectos secundarios es el desarrollo de algunos síndromes y enfermedades. 

También, se utiliza como parte del tratamiento a condiciones como los shocks anafilácticos y las intoxicaciones. Igualmente, para edemas en órganos o vías aéreas. También, para tratar enfermedades tales como la insuficiencia adrenal, lupus eritematoso y la esclerosis múltiple. Para ser más específicos; incluso se ha utilizado para tratar la enfermedad de Addison, ya que se crea una hipofunción en las glándulas suprarrenales. 

Finalmente, se puede utilizar para contrarrestar el rechazo y posterior inflamación ante un trasplante. En algunos casos, se ha utilizado en tratamientos como la quimioterapia y la radioterapia para ayudar con el proceso. 

Incluso, también se usa ante crisis asmáticas severas y para tratar distintos tipos de reumatismos y artritis. Igualmente en algunos casos donde se inician procesos inflamatorios asociados a la hepatitis o por urticarias localizadas. 

¿Cuáles son sus efectos secundarios? 

El Urbason es un medicamento delicado cuyo uso relativamente frecuente puede ocasionar algunas alteraciones en el organismo. Un ejemplo es el corticosteroide que se manifiesta a partir de la administración de fármacos como este que tienen una alta potencia. 

Los pacientes que han consumido este medicamento durante largos periodos de tiempo, han experimentado un aumento considerable en su peso y apetito. Exámenes en la sangre muestran también un aumento en los triglicéridos y del colesterol. Ocasionalmente, son pacientes que son diagnosticados con hiperglucemia. 

También es importante mencionar la alta probabilidad de experimentar retención de líquidos, alteraciones cutáneas como el hirsutismo y una ralentización en el proceso de cicatrización. Otros síntomas menos comunes son la debilidad muscular, aumento en la sudoración, fatiga constante y cambios en el ciclo menstrual acompañado de mareos. 

Asimismo, un uso prolongado en altas dosis puede ocasionar un aumento en las infecciones y en la capacidad de respuesta del sistema inmune. Esto es notablemente grave sobre todo en aquellos casos en los cuales los pacientes sufren algún otro tipo de enfermedad. Condiciones que dependen del buen funcionamiento del sistema inmune para poder dar continuidad con sus tratamientos. 

Por otra parte, también aumenta las probabilidades de sufrir enfermedades como la disfunción eréctil. Igualmente, algunos problemas de índole hormonal como la alteración en el proceso de crecimiento. Pacientes con problemas cardíacos aumentan el riesgo de sufrir arritmias y trombosis, también problemas oculares como el glaucoma. 

¿Cuáles son sus presentaciones? 

Este fármaco puede adquirirse en dos presentaciones. La primera es para ser administrada por la vía oral en forma de comprimidos o tabletas. 

La segunda es inyectable para ser administrada por la vía intravenosa o intramuscular, es la más adecuada en caso de una emergencia. 

¿Cuándo se debe administrar y la dosis más recomendada?

Este medicamento no debe ser utilizado de forma independiente, solamente se debe consumir cuando el médico lo ha prescripto. Generalmente, se utiliza para detener la respuesta excesiva del sistema inmune al generar una inflamación que va en aumento. 

La dosis más utilizada es 80 miligramos al día. Sin embargo, dependiendo del tipo de problema a tratar probablemente el médico decida aumentar la dosis. 

No se recomienda administrar sin antes haber consultado con un médico que debe evaluar la salud del paciente. Se toman en cuenta aspectos como el padecimiento de problemas respiratorios, hipotensión, hipertensión, hipoglucemia e insuficiencia adrenocortical por mencionar algunos ejemplos. 

Contraindicaciones

No se debe administrar en pacientes que padezcan alergia a su principal principio activo. Tampoco en pacientes que tengan elevada la glucemia, pacientes diagnosticados con diabetes que regularmente deben consumir insulina y otros medicamentos asociados. 

Tampoco, se recomienda en personas que padezcan algún tipo de cardiopatía. Asimismo se debe evitar su administración en pacientes que recientemente hayan sido intervenidos quirúrgicamente. Está contraindicada en personas con alteraciones hepáticas y en mujeres que estén embarazadas o en período de lactancia.

Más artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas noticias